¿Por qué el humor puede marcar la diferencia en el marketing y la publicidad?

Group of friends taking selfie in the street.

Muchas son las frases hechas y los refranes populares que defienden que todas las cosas entran mucho mejor si se echa mano de una sonrisa para hacerlo. Las cosas con humor entran mejor y ya se sabe que al tiempo hay que ponerle buena cara.

Toda esta sabiduría popular tiene una base en la realidad y también poder servir para establecer una línea a la hora de crear una estrategia de negocio y un acercamiento a los consumidores.La primera explicación que se puede venir a la mente cuando se piensa por qué el humor puede ser la diferencia necesaria en una estrategia de marketing y de publicidad es – o puede ser – la de que no solo los tiempos son difíciles y complejos (demasiado) y que por tanto las marcas tienen que convertirse en un oasis en sus mensajes que haga que los consumidores olviden lo malo que les puede recordar.

Y, otra potencial explicación, es que si los productos y los mensajes de las marcas quieren cautivar al consumidor, quieren empujarles a cubrir sus necesidades y aspiraciones, en realidad no le queda más remedio que hacerlo apostando por una sonrisa.

Pero lo cierto es que el humor tiene muchas más razones de peso para ser un elemento determinante en una estrategia de marketing y por tanto es mucho más importante, o al menos por muchas más razones que simplemente las dos obvias de las que se puede partir.

¿Por qué el humor puede – además – marcar la diferencia?El humor tiene un elevado potencial de recuerdo en publicidad

¿Qué es lo que hace que recordemos un anuncio? Cada día estamos sometidos a muchos y muy variados estímulos generados por marcas.

Se ven anuncios en la televisión, se tropieza con ellos en los periódicos y en las revistas y se es perseguido por banners que tienen en cuenta qué hemos leído, visto o gustado en internet por todas aquellas páginas por las que se navega.

Conseguir, por tanto, destacar sobre esa marea de mensajes es muy complicado y un trabajo duro. Pero no solo vale con el que consumidor mire ese mensaje: también tiene que recordar lo que la marca le ha dicho o le quería decir.

Para lograr que el mensaje pase de lo que se ve en ese mismo momento a algo que queda grabado en la memoria, las marcas no tienen muchos recursos a los que echar mano. Pero uno de ellos – y uno que funciona – es el humor.

Los consumidores recuerdan más y mejor los anuncios que juegan con los mensajes humorísticos. Según un estudio de Nielsen, que contó con las opiniones de los consumidores de 58 países, el humor es el rasgo distintivo que ayuda a que se recuerden los mensajes publicitarios.

Las cifras son además especialmente llamativas en España. Según las cifras de la encuesta, más de la mitad de los encuestados recuerda aquellos anuncios en los que se usan mensajes humorísticos.

El humor es fundamental para conseguir respuesta en redes sociales

Las marcas no solo se enfrentan al reto constante de intentar conseguir que sus mensajes calen en los consumidores, también tienen que enfrentarse a un nuevo terreno de juego en el que hay muchos más canales de comunicación y en el que cada vez es más complicado conseguir que los usuarios reciban y respondan al mensaje en cuestión.

Las redes sociales han aparecido con fuerza en los últimos años y se han convertido en la gran esperanza de las marcas para conseguir seducir a los consumidores.

Las relaciones son fluidas, directas, sin intermediarios y justo lo que los consumidores esperan. Pero incluso si todo parece tan bonito y optimista para las marcas, las redes sociales son un duro terreno de juego. Ver más vía ¿Por qué el humor puede marcar la diferencia en el marketing y la publicidad?.

Origen: ¿Por qué el humor puede marcar la diferencia en el marketing y la publicidad? | davidperezlazo